Llega agosto y con él las vacaciones más surrealistas en mucho tiempo. Por un motivo o por otro nos toca quedarnos en nuestra ciudad, pero eso no significa que no podamos disfrutar del verano

No seré yo quien lo diga pero… menudo año ¡más surrealista! Quién nos iba a decir, al tomarnos las uvas en enero, que íbamos a vivir una película de catástrofes y ciencia ficción este 2020. Yo personalmente sigo sin procesar todo lo que ha ocurrido estos siete meses (ni todos los problemas que estamos teniendo). Todo nuestro mundo se paró en seco el 14 de marzo y no, todavía no ha vuelto a la normalidad. Porque este verano… no es normal.

Las mascarillas son nuestras grandes compañeras, junto a la crema solar y las sombrillas. ¿Las  vacaciones en el extranjero? Canceladísimas. ¿La visita a la casa de la abuela en el pueblo? No recomendada. ¿El finde en la playa? Bueno, en algunos lugares de España estamos confinados y en otros casos… dejémoslo en que este verano 2020 toca reducir gastos.

¿Entonces? ¿Qué podemos hacer en estas vacaciones tan deseadas que no sea quedarse en casa? Lo bueno es que, seguramente, muchos de nuestros amigos y conocidos se encuentren en la misma situación. Primer verano súper urbanita todos juntos y con 24 horas de tiempo libre… pero sin salir de la misma ciudad.

Dale la vuelta a la situación y ¡conviértete en el el guiri de tu propia ciudad! ¿y por qué no? Así aportamos nuestro granito de arena al sector turístico de nuestra ciudad y encima descubrimos todos los encantos que atraen a los turistas a lo largo del año. Sabemos que el asfalto es sinónimo de calor y que, puede que las mascarillas no sean lo más cómodo del mundo, ¡pero nuestra ciudad, con o sin Covid, tiene mucho que ofrecernos!

¿Cuántas veces has pasado por delante de uno de los museos de tu ciudad y te has dado cuenta que nunca has llegado a entrar? Damos por hecho que tenemos todo el tiempo del mundo porque “cualquier día de estos” se convierte en “la semana que viene” y después “en otra ocasión”. Pues esta es la mejor ocasión, porque además… ¡cuentan con aire acondicionado!

Y si el aire acondicionado es un punto importante para decantarte por un plan… ¡los teatros también tiene! Es el momento de aprovechar al máximo tu ciudad y eso también incluye a su lado más cultural y artístico. No todos los teatros han vuelto a abrir y varios (dependiendo de la zona de España) han tenido que tomar medidas todavía más estrictas. ¡Aún así hay muchísimas obras que ver!

Obras de teatro ¡y películas! Los cines también son uno de los planes estrella para los veranos más urbanitas…Dale una oportunidad al cine español e internacional y disfruta de grandes estrenos como Padre No Hay Más que Uno 2 (ya en cines), ¡Scooby! (ya en cines), The Hunt (ya en cines), ¡Qué suerte la mía! (7 de agosto) o El Jardín Secreto (14 de agosto) entre otras.

Y antes o después de la sesión… ¿por qué no aprovechar estas vacaciones para descubrir los pubs más sorprendentes de la ciudad? Es el momento de ir a lugares diferentes, perderse por zonas nuevas, y disfrutar de la mejor compañía (aunque siempre con mascarilla).

¿Buscas una versión más low cost? El picnic con amigos en el parque es tendencia este verano. Sólo se necesitan diez amigos, una o dos sábanas (mantas no que dan mucho calor) y un lugar cómodo donde asentar el campamento. ¡Lo más importante es pasar tiempo juntos con planes interesantes! (No os olvidéis de recogerlo todo después).

¿Habéis apuntado ya los cinco planes en la lista “cosas que hacer en agosto”? Puede que no sea un paseo por la playa o viajar a un lugar perdido por el mundo, pero este verano nos toca disfrutar del tiempo libre de una forma un poco más casera. Pero casera no quiere decir aburrida. ¡Ánimo con el calor!