Cuando comenzó la pandemia, los viajes de negocio se vieron claramente perjudicados y según la Global Business Travel Association (GBTA), se redujeron hasta un 98% a nivel mundial. Pero parece que este problema comienza a ver la luz al final del túnel con BizAway.

Desde junio se han priorizado los viajes de empresa antes que el turismo de ocio y, tanto las agencias de viajes como los servicios de alojamientos se ven damnificados. El Comité de Business Travel liderado por la GEBTA (Guild of European Business Travel Agents) realizó un estudio en el que mostró que para finales de este mes se recuperaría entre un 35% a un 50% en España. Además, todas las empresas poseen toda la información necesaria para decidir si viajar o no y las condiciones en las que sus empleados se ven obligados a desplazarse.

Después de cancelar eventos tan grandes como el Mobile World Congress, uno tras otro han ido clausurando haciendo así que las compañías hayan suprimido el 95% de viajes de negocios a China y el 51% a Europa.

Esto ha ocasionado una consecuencia muy negativa para los empresarios que van a tener que intentar solventar en la segunda mitad de este 2020 y los siguientes años. Plataformas como BizAway intentan sobrellevar esto de la manera más posible y espera recuperar lo perdido en el menor tiempo.

“Con las restricciones de movimiento que está habiendo en las zonas comunes de los hoteles, tendrán que ofrecer cartas de servicio de habitaciones más atractivas”.

Luca Carlucci, el director de este programa, también ha asegurado que cuando termine esto, se recompondrán igual que han conseguido hacer en situaciones diferentes y debido a crisis diferentes. BizAway se trata de un soporte que facilita y automatiza la gestión de viajes corporativos.

Entre estos también incluyen la repatriación de aquellos clientes que se quedaron atrapados fuera de sus países de origen. 267 personas fueron repatriadas desde que comenzó la crisis de la Covid-19, entre los que se dividen en 121 italianos, 108 españoles y los restantes por algunos países del continente europeo.

 Los únicos inconvenientes de esta nueva normalidad son la falsa seguridad que crean algunos países, además de que según el país del que provengas tendrás unas normas que seguir al llegar diferentes.

Muchos lugares están manteniendo unas restricciones y, de hecho, muchos de la Unión Europea piden una cuarentena obligatoria a aquellos viajeros procedentes de España. Natalia Ros, una de las socias fundadoras de Forum Business Travel también ha admitido que tienen que reorganizar hasta las cartas del servicio de habitaciones.


Iratxe Cuadrado

Escuchar música y escribir sobre ella es una de mis pasiones. Una vocación desde hace años en la que me involucro inconscientemente para desconectar. Siempre intento difundir mis gustos para compartir la felicidad que me producen.