Aunque la firma Yvan Andreu vio la luz en 2017, su creador lleva un largo recorrido a sus espaldas. La sostenibilidad y la innovación son sus sellos de marca, siempre conseguidos a través de la tecnología. Algunas revistas como Vogue, Harper’s Bazaar o Schön Magazine ya se han hecho eco de uno de los futuros más prometedores de la moda española. Con la amabilidad y cercanía que lo caracteriza, Yvan nos ha contado cuáles son sus inspiraciones y su visión sobre la moda. ¡No puedes perdértelo!

¿Cuándo te diste cuenta de que la moda despertaba especial algo en ti?

Casi desde que tengo uso de razón. Desde que soy muy pequeño siempre me han gustado las artes plásticas y la belleza femenina. En parvulario, cuando me preguntaban, decía que quería ser diseñador de moda.

¿Cómo fueron tus comienzos?

Siempre había querido estudiar moda, pero no conocía mucho el medio y tampoco había muchas escuelas. Tras la academia decidí ir a CEADE Leonardo en Sevilla y acabé muy contento. El talento lo llevas tú y ellos te lo explotan hasta que encuentras tu línea y lo que quieres hacer.

Tenía claro que quería trabajar para mí y montar mi propio concepto

¿Y cómo surgió la creación de la marca?

Tenía claro que quería trabajar para mí y montar mi propio concepto. Todo lo que había en la moda me aburría mucho. Decidí montarla casi desde que terminé de estudiar, pero los dos años después de terminar no los cuento como parte de la marca, porque es un momento de experimentación en cuanto a tejidos, formas, acabados, etc.

En cuanto a los valores de marca, ¿cuáles dirías que son los que mejor la definen?

Mi logo lo dice bien: Yvan Andreu Technology Wear. Mis valores de marca son, sobre todo, la sostenibilidad, la tecnología, que siempre llevo por bandera, y crear nuevas experiencias con la moda. No solamente que tengas un vestido en casa, sino que haya una experiencia a través de él. Siempre quiero transmitir innovación, avance y un futuro limpio y mejor.

N(eolution) 022

¿El coronavirus ha afectado mucho a la marca?

Yo creo que nos ha afectado a todos. Nosotros supimos llevarlo a buen puerto y no estuvimos parados. Hicimos una colección de mascarillas, que tuvo mucha repercusión. También tuvimos muchas ventas de la colección.

Empezaste muy joven a labrarte tu propio camino en el mundo de la moda, ¿crees que se le da suficientes oportunidades a los diseñadores emergentes?

Creo que cada vez se les da más, pero nunca son suficientes. Entiendo que somos muchos, pero también pienso que todos los apoyos que hay a los jóvenes diseñadores son concursos, nada gubernamental como en otras carreras. Habría más oportunidad de que la gente se lanzara o pudiera hacer mejores proyectos, porque en muchas ocasiones cuando sales de la carrera no tienes métodos.

Creo que cada vez se da más oportunidades a los diseñadores emergentes, pero nunca son suficiente. Entiendo que somos muchos, pero también pienso que todos los apoyos que hay a los jóvenes diseñadores son concursos, nada gubernamental como en otras carreras

¿Crees que ganar el Samsung Ego Innovation Project 2020 supuso un punto de inflexión en tu carrera en España?

Creo que sí fue un punto de inflexión bastante grande. Yo llevaba dos o tres años intentando entrar en Ego, pero no lo había conseguido. Ganar Innovation Project me sirvió para coger un poco más de repercusión dentro de Ifema y del complejo Mercedes Benz. Ahora me escuchan más que antes y tengo mas oportunidades.

Después de ganar el premio, formaste parte del formato OFF del calendario oficial de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid en 2021. ¿Cómo te sentiste ante este logro?

Fue un paso súper importante, porque fue pasar de joven talento a un calendario oficial. Fue una noticia muy bonita.

¿Y cuáles dirías que son las fuentes de inspiración de Yvan Andreu?

Es una combinación de muchos elementos: la tecnología, la ciencia, la ingeniería, la arquitectura, la naturaleza siempre está presente también, la belleza en general, mucha música, a veces poemas y escritura y los propios tejidos también inspiran. A veces, referencias de siluetas de otros diseñadores. La primera inspiración siempre viene por sorpresa y a partir de ahí montas el concepto entero.

Por lo tanto, no partes de un color o un tejido y a raíz de ello diseñas toda la colección.

Lo veo más técnico. Cuando ya tengo el concepto de una colección sí que pienso en los tejidos a utilizar. Como ya tengo una trayectoria, al fusionar lo nuevo con lo anterior, siempre hay un tejido o una silueta que repites. Sirve para conformar un estilo y un icónico gracias a la repetición. Se convierte en un sello de marca.

La primera inspiración siempre viene por sorpresa y a partir de ahí montas el concepto entero

Cuando decidiste crear la marca, ¿lo hiciste pensando en un público concreto?

No pensé en un público concreto, sino en una persona a la que le gustara el arte, con un nivel cultural y que valorara la moda. Luego sí que es verdad que, una vez vas haciendo camino, ves quién te compra más, a quién le interesa tu marca y a quién no. En mi caso, puede ser desde una mujer sencilla hasta la mujer que le gusta destacar por su cuerpo y belleza. No me encasillo en un solo tipo de mujer o en vestir a una potestad.

La última colección que lanzaste fue N(eolution) 022, ¿te gustaría seguir esa línea o quieres cambiar de tercio totalmente?

Quiero tener prendas híbridas como las de Neolution, pero también otras mucho más alcanzables en el día a día. Cuando haga la siguiente colección tendré algunas prendas de concepto, pero el resto creo que va a ser enfocado totalmente a que te lo puedas poner desde que te levantas hasta que te acuestas.

Para N(eolution) 022 utilizaste impresoras 3D para algunos de tus diseños, ¿cómo surgió la idea?

Ya había utilizado 3D, por ejemplo en Aura, para alguna máscara. Pero en esta, me apetecía hacer estructuras muy grandes y arquitectónicas para algunos vestidos. No planeé nada, sino que fue surgiendo. Conocimos a Nagami porque hicimos una editorial con ellos y me encantaba lo que hacían. Hablamos con ellos y empezamos a hilar. Salió todo redondo.

¿Dirías que tu personalidad se ve reflejada en las colecciones?

Yo creo que siempre.

Si has comenzado a trabajar en las siguientes colecciones, ¿nos podrías adelantar algo?

Estoy trabajando en ello. La colección va a ser un poco metafísica; va a tener pasado, futuro y presente. Así que va a ser como una máquina del tiempo. Va a ser referencia a una generación. Y ya te estoy dando mucho detalle (risas). Quiero tener una línea, clara y amplia de street style. La próxima va a dar un cambio de la alta costura que suelo hacer, a una prenda súper de calle.

¿Tienes pensado cuándo la vas a lanzar?

No tengo fecha exacta porque quiero ver materiales realmente innovadores y quiero investigar para darle una uso a la prenda con algún tipo de aplicación. Esto me va a llevar un tiempo. Se que cuando la saque, quiero que sea algo que realmente trascienda en el público.

La colección va a ser un poco metafísica; va a tener pasado, futuro y presente. Así que va a ser como una máquina del tiempo

¿Cuáles son tus metas profesionales y personales a largo plazo?

Expandirme lo máximo posible como marca, tanto en España como fuera. Además, seguir investigando, creciendo y aportando al mundo de la moda.

¿Entra en tus planes abrir una tienda física o prefieres seguir exclusivamente con la venta online?

Sí que me gustaría abrir alguna, pero cuando esté todo más consolidado. Creo que el logro final de una marca es tener su tienda propia en la calle. El online está muy bien, pero es necesario tener al menos un punto de venta.

N(eolution) 022

Andrea Cabanillas Tapia

Soñadora y emocional. Una de mis grandes pasiones es viajar, y así poder descubrir la moda, cultura y estilo de vida de cada rincón del mundo.